La vida de Dalva, de 13 años, cambia repentinamente cuando es obligada a dejar el domicilio en el que vivía con su padre. Furiosa y sin comprender e el motivo, a Dalva le asignan un cuarto en un centro de atención a menores y comienza a ir a otro colegio. Poco a poco, Dalva empieza a comprender que detrás lo que ella siempre ha llamado “amor”, se esconde otra cosa.